Coaching

COACHING

Los aspectos fundamentales que determinan el desarrollo de los países y las empresas son la cantidad y la calidad de sus lideres; y el coaching es una herramienta para crear y desarrollar lideres. 
Coaching

 

¿Qué es el coaching?

El coaching es una disciplina que te ayudará a entender qué te limita, para conseguir tus metas; de igual manera te ayudará a iniciar el proceso del autoconocimiento, con el propósito de que puedas identificar tus necesidades, definir tus objetivos y trazar un plan que te sea práctico, para alcanzar tus metas en plazos de tiempos bien definidos.

Existe mucha gente que no ha podido definirse a sí misma porque no se ha dado la oportunidad de conocerse. Para estas personas, el coaching se ha configurado como una disciplina que apoya el cambio partiendo del presente y trazando metas para construir un futuro.

El coach (entrenador) no es un terapeuta que analiza tu discurso partiendo de métodos de análisis como podría hacer un psicoanalista, tampoco parte de un juicio, lo único que hace es escucharte y hacer preguntas que te ayuden a definir tus prioridades.

Una vez que te conoces, podrás entender cómo  lograr cambios internos y sobre todo cómo aplicar esos cambios, con nuevas habilidades, para avanzar en el plan que has trazado con un propósito de vida.

Si has escuchado el proverbio “Todo está en el poder de la mente”, sabes que el coaching existe desde miles de años atrás. Muchos creerían que la sabiduría china no está al alcance de ninguna cultura occidental, pero nada está más lejos de la realidad.

Toma en cuenta que la historia del desarrollo social ha implicado la  reflexión, ésta se convirtió en filosofía y  a su vez se convirtió en el arte de la autocrítica.

Sin embargo, esto no sirve de nada sin la planeación de metas y objetivos por cumplir que te ayuden a lograr un plan de vida, lo que es de vital importancia si quieres obtener resultados en tiempos que te permitan avanzar en el logro de tus objetivos e incluso superar tus propias expectativas.

Piensa que damos por sentado que la sociedad nos ha trazado el camino simple.

Hemos nacido en un núcleo social llamado familia, base de la sociedad que requiere  personas capaces de producir bienes y materiales que otras personas necesitan, y a eso lo hemos llamado “vida”.

Para encajar en esta sociedad, hay que encajar en la vida social, pero nos preparan desde la infancia con el sistema de educación que permite la productividad y la rentabilidad de cada persona, esto mismo -dependiendo la clase social en la cual hayamos nacido- nos “determina”, para aprender a dirigir o aprender a obedecer, así como nos entrena para pensar y crear o tan sólo, para seguir procedimientos sin cuestionarlos y mucho menos analizarlos.

Si entiendes que tus pensamientos determinan tu carácter, el cambio que requieres será simple y podrás sentir confianza al atreverte a ser grande e ir detrás de tus metas.

Una vez que te inicias en el coaching,  estarás en el camino para ser la persona que siempre has soñado ser, podrás identificar tus prioridades, tus motivaciones y tus propósitos, trazar un plan y organizar tus metas, alcanzar tus objetivos.

Tu zona de confort será muy pequeña frente al universo de oportunidades aguardándote. Al cumplir tus metas, tu vida tendrá sentido y abandonarás tu zona de confort, superándote una y otra vez, porque has entendido que los límites existen cuando tú los aceptas.

 

 

Los resultados del coaching son visibles en poco tiempo

 

Hay tres tipos de personas: los que hacen que pasen las cosas, los que miran las cosas pasar y los que preguntan qué pasó. El coaching permite construir una visión objetiva que permite el desarrollo de la confianza y el movimiento constante hacia el éxito.

Al poder identificar definir tus motivaciones, tus objetivos y tus metas, resultará más fácil definir objetivos y planificar una estrategia que te permita avanzar de manera ordenada; esto es lo que permite que los resultados sean visibles y comprobables.

El coaching impulsa el cambio interno de cada persona que aprende de ésta disciplina, para mejorar en los diferentes ámbitos de tu vida: tu interacción familiar, tu vida de pareja y tu desempeño laboral, por ejemplo.

Asimismo, la persona que inicia su proceso en el coaching podrá experimentar un cambio de hábitos, podrá manejar las situaciones de crisis en cualquiera de sus ámbitos y podrá desarrollar el autocontrol en el manejo de sus emociones de manera asertiva.

El coaching y las nuevas habilidades que obtienes de este “entrenamiento” tendrán un impacto significativo a corto y largo plazo, porque te ayudarán a identificar y gestionar los cambios que deseas lograr para ser la persona que siempre has querido ser.

El coaching debe ser tu herramienta principal para alcanzar las metas que te propones, porque es un método que te ayuda a desarrollar las habilidades que necesitas para cumplir tus objetivos.

El cambio es comprobable en poco tiempo porque coaching no mira al pasado, es una estrategia que te permitirá tener conciencia de lo que eres, encontrar la forma de cambiar lo que no te gusta de tu forma de ser y obtener los cambios que requieres, para ser quién siempre has querido ser.

 

 

El coaching te da autonomía y fortaleza porque se fundamenta en la autoconfianza y la seguridad

 

El coaching es un proceso en el que tú y tu coach trabajarán de manera directa y personalizada, para que puedas entender qué pasa en tu vida que no te permite avanzar y concretar tus metas o cumplir tus retos.

Al trabajar con el coach, podrás saber cómo:

  • Evaluar la aplicación de los conocimientos que adquieres con el coaching.
  • Comparar resultados de los objetivos cumplidos en el plan trazado, para alcanzar tus metas.
  • Aumentar las habilidades nuevas y analizar lo que consigues al aplicarlas.
  • Mejorar tu desempeño.
  • Adquirir sabiduría con la que sabrás como aplicar los nuevos conocimientos que adquieres con el coaching.

Para lograr un cambio interno que te permita ser mejor persona y mejorar en tu desempeño social y laboral, es imprescindible tener la actitud adecuada y para ello, el coach debe tener una actitud correcta:

Debe trabajar desde la empatía y no juzgarte, ya que debe escucharte y analizar los hechos de manera objetiva, sin dar peso a las impresiones personales que tenga de lo que tu expresas, para que puedas ver qué pasa cuando tienes limitantes y cómo éstas afectan tu desempeño. Su propósito es que puedas entender qué debes hacer con lo que te limita y cómo puedes cambiar para satisfacer tus prioridades.

Otros temas que te podrían interesar